Armando Guedez Rodriguez | Advierten que urge mejorar la producción agrícola

El Director General de la Organización Mundial de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, José Graziano da Silva, solicitó a los alcaldes del mundo que colaboren para implementar medidas de producción agrícola para resolver el problema del hambre en el mundo.

“Las ciudades pueden y deben desempeñar un papel crucial en el cambio radical que se necesita para abordar el problema del hambre, la malnutrición y el desperdicio de alimentos”, dijo Graziano da Silva durante una reunión de alcaldes de diferentes partes del mundo en Valencia, España.

El director general de la FAO agregó que: “Las acciones locales son fundamentales para lograr el objetivo de erradicar el hambre y la malnutrición, para garantizar sistemas alimentarios más sostenibles, más resilientes a los efectos del cambio climático, y para asegurar una dieta saludable y nutritiva para todos”.

De acuerdo con las declaraciones de Graziano, al disminuir la oferta y la producción agrícola en los últimos años, se espera que el hambre incremente en las zonas marginadas. Actualmente la hambruna afecta a 815 millones de personas, lo que representa 11 % de la población mundial.

El último informe del estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2017 menciona que los factores que han incidido en aumento del hambre en el mundo son la proliferación de conflictos violentos y de perturbaciones relacionadas con el clima.

“Afortunadamente las ciudades se están movilizando y situando cada vez más a la altura de este desafío. Las soluciones de las ciudades están alcanzando asombrosos niveles de creatividad si se forjan asociaciones con actores locales, sociedad civil, sector privado y académico y organizaciones de productores”, arguye José Graziano da Silva.

Para el director de la FAO es importante que todas las instancias de poder implementen políticas públicas que fomenten la producción de alimentos.

“Un componente fundamental del éxito fue la participación de las ciudades, algunas tan grandes como Belo Horizonte o Campiñas. Los alcaldes pusieron en marcha restaurantes populares que servían alimentación equilibrada y nutritiva a bajo coste y las ciudades privilegiaron la compra de alimentos producidos localmente, contribuyendo al fortalecimiento de la economía local”, explicó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s